Millones de personas mueren cada año por el bajo consumo de estos alimentos

Autor

Categorias

Comparte

Un equipo de investigadores de la Sociedad Americana de Nutrición (ASN, por sus siglas en inglés) ha advertido que la baja ingesta de frutas y verduras estaría detrás del fallecimiento de millones de personas cada año en todo el planeta. Esto, debido a la consecuente incidencia de afecciones cardíacas y accidentes cerebrovasculares.

Los expertos evaluaron información nutricional y las causas principales de fallecimiento en 113 países, además del riesgo cardiovascular asociado con el deficiente consumo de frutas y verduras. Con estos datos, hallaron que los hombres ingieren menos esta clase de alimentos que las mujeres, y que las regiones donde más muertes se presentan por este déficit son el sureste de Asia y el África subsahariana.

Por su parte, Asia central y Oceanía registran un consumo bajo de vegetales, lo que conlleva a un índice más elevado de afecciones cardíacas.

De acuerdo al estudio, se estima que alrededor de 1 de cada 7 muertes cardiovasculares estarían relacionadas con el insuficiente consumo de fruta, mientras que 1 de cada 12 muertes cardiovasculares podrían atribuirse a la baja ingesta de verduras.

Solo en el año 2010 cerca de 2,8 millones de personas murieron por comer estos alimentos en cantidades inferiores a las recomendadas. Así lo indicó la doctora Victoria Miller, científica de la Escuela Friedman de Ciencia y Política de Nutrición en la Universidad de Tuft y autora principal del estudio:

Las frutas y verduras son un componente modificable de la dieta que puede afectar a las muertes prevenibles en todo el mundo. Nuestros hallazgos indican la necesidad de esfuerzos basados ​​en la población para aumentar el consumo global de frutas y verduras.

Las cantidades recomendadas de frutas y verduras

Estos alimentos son fuente importante de fibra, potasio, magnesio, fenólicos y antioxidantes; sustancias que pueden disminuir tanto el colesterol como la presión arterial. A su vez, tienen la capacidad de mejorar la diversidad de bacterias que benefician el tracto digestivo, reduciendo la incidencia de sobrepeso u obesidad y al mismo tiempo el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

La ASN recomienda consumir diariamente unos 300 gramos de fruta(equivalente a dos manzanas pequeñas) y 400 entre verduras y legumbres(equivalente a unas tres tazas de zanahorias crudas).

Autor

Compartir