Perros y gatos pueden transmitir a los humanos un nuevo virus potencialmente mortífero

Autor

Categorias

Comparte

La mutación viral de una nueva especie de influenza A puede propagarse de mascotas como perros y gatos a los seres humanos. Así lo ha demostrado una investigación llevada a cabo durante una década por el científico Dae-sub Song, de la Universidad de Corea.

Antes de esto, se había descubierto una infección de gripe aviar H3N2 en perros, convirtiéndose en el ‘virus de la influenza canina‘ (CIV, por sus siglas en inglés). Tiempo después, durante la pandemia de la gripe porcina, se detectó que también la cepa H1N1 afectaba a los canes. El análisis del doctor Song señala que ambos subtipos pueden combinarse y formar un nuevo virus de influenza, denominado CIVmv.

La investigación demostró que los perros infectados con CIVmv pueden transmitir el virus a los hurones —animales usados como sustitutos de los humanos en diferentes experimentos—, los cuales poseen sistemas antivirus similares a los nuestros. De ahí se deduce, que la mutación viral pone también en peligro a la especie humana.

La amenaza se establece por la carencia de inmunidad contra la nueva variante de influenza, advierte Song. Si bien se ha intentado crear una vacuna, la labor se hace más difícil por la forma tan intensa como muta el CIVmv.

El CIVmv puede volverse una enfermedad endémica de los animales de compañía más cercanos a los seres humanos

Entretanto, ya se ha podido comprobar la gran capacidad de contagio de esta cepa. En medio de la investigación, se presentó un caso estudiado por el mismo científico coreano en donde se infectaron decenas de gatos de un refugio, de los cuales el 100% contrajo el virus y el 40% murió.

El CIVmv puede volverse una enfermedad endémica de los animales de compañía más cercanos a los seres humanos. Otro peligro radica en su capacidad de evolución, como lo explica el doctor Song:

Las CIV preexistentes pueden recombinarse o reagruparse con los virus de la gripe humana y dar lugar a nuevos virus que, a su vez, podría llevar a pandemias únicas.

Autor

Compartir