Por qué varios futbolistas están usando la camiseta con el número 34

Autor

Categorias

Comparte

Solo tenía 20 años Abdelhak “Appie” Nouri cuando colapsó en medio del campo durante un partido de pretemporada. Todo ocurrió un 8 de julio de 2017, producto de una arritmia cardíaca que desencadenó en daños irreparables en su cerebro. Para él, el balón no siguió en movimiento.

Todo el ámbito futbolero se sumó a las manifestaciones de apoyo para el holandés de raíces marroquíes, quien era una de las principales promesas del Ajax. Entre sus compañeros en Amsterdam se mantiene vivo su recuerdo dentro del campo de fútbol.

Win Jonk, exjugador y exdirector de la academia del Ajax lo catalogó como “un increíble jugador”. Aseguró que “Appie” tenía una habilidad que lo diferenciaba de los demás. Sobre él era de lo único que todos hablaban cuando lo veían en un partido.

El joven ya había debutado en el primer equipo del Ajax antes de su ataque y vistió la camiseta con el 34 durante su primera temporada. Tras lo ocurrido, ese número pasó a tener una connotación especial dentro de las canchas.

Esa numeración fue utilizada recientemente por el defensor holandés Philippe Sandler para debutar con el Manchester City en un partido por la Copa de la Asociación en Inglaterra, en el que vencieron 7-0 al Rotherham.

El número ya había sido vestido en Italia por Justin Kluivert de Roma, Kevin Diks de Fiorentina y Amin Younes del Napoli. Todos esos casos fueron peticiones de los jugadores a sus clubes en honor a él. Además, Kluivert le dedicó el gol con el que debutó en la Liga de Campeones.

Carga emocional

En el fútbol siempre se le ha dado importancia al número las camisetas. Algunos tienen un valor deportivo, mientras que otros suelen tener carga emocional para los jugadores.

Originalmente, los números se asignaban por la posición que el jugador ocupaba dentro del campo o su forma de jugar. Eso hacía que los titulares siempre estuvieran numerados del 1 al 11. Pero con el paso del tiempo, ciertos números han trascendido por el valor que le puedan aportar los jugadores, clubes y fanáticos.

El número 7 es muy especial para el Manchester United. Tiene que ver con la historia del equipo de Old Trafford, tras ser portado por estrellas como Cristiano Ronaldo, David Beckham, Eric Cantona y George Best.

Otros clubes han decidido retirar los números de sus principales figuras históricas. En Napoli ningún jugador podrá portar el 10 de Diego Armando Maradona, el 6 de Bobby Moore en West Ham y el 3 de Paolo Maldini en el Milan. Todas estas camisetas han quedado inmortalizadas por los clubes en honor a esos jugadores.

El Ajax ya lo hizo una vez con el 14 de Johan Cruyff.

Liberación

Aunque existan casos en los que el número parece estar fuera de toda lógica, siempre hay una explicación para todos.

El chileno Iván Zamorano vistió el 1+8 en el Inter de Milán, el italiano Gianluigi Buffon jugó con el 88 en la portería del Parma y el delantero escocés Dereck Jordan usó el 01 en el Hibernian.

También pareció extraño que el jugador Asamoah Gyan jugara para Ghana con el número 3 en el Mundial de Sudáfrica 2010. La razón era que el goleador africano, además de ser delantero de su selección, también podía jugar como lateral, posición que se solía identificar con ese número. Esta particular anécdota dejó desubicado a más de un comentarista que desconocía la verdadera historia.

En la actualidad existe mayor libertad para que los jugadores escojan sus números, por cábalas o emociones. Los más tradicionalistas siguen vistiendo la camiseta que corresponda a su posición en el campo de juego.

La tradición es que el goleador vista el 9, los atacantes por las bandas usen el 7 y 11, los porteros el 1, mientras que el jugador de ataque más habilidoso del equipo tiene reservado el número 10.

Autor

Compartir